jueves, 29 de noviembre de 2012



DESARROLLO COGNOSCITIVO EN LA ADULTEZ TEMPRANA



Los teóricos e investigadores del desarrollo han  estudiado la cognición adulta desde varias perspectivas:

>>Algunos tratan de identificar capacidades cognoscitivas distintivas que aparecen en la adultez o formas características en que los adultos usan dichas capacidades en las etapas sucesivas de la vida, que van más allá de las operaciones formales.


>>Otros investigadores se concentran en los aspectos de la inteligencia que están presentes toda la vida pero que se destacan en la adultez. Una teoría actual, que puede aplicarse tanto a los niños como a los adultos, hace hincapié en el papel de la emoción en la conducta inteligente.

Postulado de Piaget:


El describió la etapa de las operaciones formales como el pináculo del logro cognoscitivo, algunos científicos del desarrollo sostienen que los cambios en la cognición se extienden más allá de ella.


Una línea de teoría e investigación neopiagetana se concentra en los niveles superiores de pensamiento reflexivo o razonamiento abstracto, otra se relaciona con el pensamiento posformal.

Al describir el desarrollo intelectual desde la infancia a través de la adolescencia, se presentó la preocupación con la manera como las habilidades cognoscitivas se desarrollan y progresan a través de los diferentes niveles cualitativos. Piaget atribuyó esos cambios a la combinación de la maduración y la experiencia.

¿Qué sucede entonces en un adulto?


Como es de esperar, la experiencia juega un papel especialmente importante en el funcionamiento intelectual. Pero las experiencias de un adulto son diferentes y, generalmente, mucho más amplias que las de un niño, cuyo mundo está definido grandemente por el hogar y la escuela.


Por la diversidad de las experiencias del adulto, hacer generalizaciones acerca del conocimiento de los adultos es extremadamente difícil.

El pensamiento reflexivo es una forma compleja de cognición, definida por el filósofo y educador estadounidense John Dewey (1910/1991), como el tipo de pensamiento lógico que puede aparecer en la adultez e involucra una evaluación activa continua de la información y las creencias a la luz de la evidencia y las consecuencias.


La capacidad para practicar este tipo de pensamiento parece surgir entre las edades de 20 y 25 años. Si bien casi todos los adultos desarrollan la capacidad para convertirse en pensadores reflexivos, pocos alcanzan la capacidad óptima en esta habilidad, menos aún pueden aplicarla de manera sistemática  a diversos tipos de problemas.

El pensamiento posformal es el tipo de pensamiento maduro que se basa en la experiencia subjetiva, la intuición y la lógica; es útil para lidiar con la ambigüedad, la incertidumbre, la inconsistencia, la contradicción, la imperfección y el compromiso. Este tipo de pensamiento es relativista e, igual que el pensamiento reflexivo, permite a los adultos trascender un solo sistema lógico.



Schaie: Un modelo del Ciclo de Vida del Desarrollo Cognoscitivo:
El modelo del ciclo de vida del desarrollo cognoscitivo propuesto por K. Warner Schaie (1977-1978; Schaie y Willis, 2000), uno de los modelos para el estudio de los estadios cognitivos de la edad adulta, examina el desarrollo de los usos del intelecto dentro de un contexto social.

Sus siete etapas giran en torno a metas motivacionales que aparecen en varias fases de la vida. No todos pasan por esas etapas dentro de los marcos temporales sugeridos.

En realidad, las etapas de la adultez de Schaie pueden tener una aplicación menos general en una era de elecciones y  trayectorias que varían y cambian con rapidez.

Sternberg: Insight  y Conocimientos Prácticos:
De acuerdo con la teoría triárquica de la inteligencia de Sternberg (1985, 1987), los elementos experiencial y contextual adquieren particular importancia durante la adultez.

Esta es otra manera de mirar lo que distingue el funcionamiento intelectual de los adultos y los niños, en términos de ciertas clases de pensamiento, que llegan a ser más importantes y más completas en la vida adulta.

Baltes:
Con su teoría del ciclo vital, considera que la práctica y familiaridad con las tareas son la base del desarrollo y del funcionamiento cognitivo adulto.

El Papel de la Experiencia en los Juicios Morales:

El adagio “vive y aprende” resume el desarrollo moral del adulto. La experiencia, a menudo, lleva a la gente a revaluar su criterio sobre lo que es correcto y justo.


Desarrollo Intelectual en el Adulto Joven:

Una forma de pensamiento adulto es el que algunos teóricos han denominado pensamiento dialéctico, que consiste en la capacidad de considerar puntos de vista opuestos en forma simultánea, aceptando la existencia de contradicciones.

Los adultos que alcanzan el pensamiento dialéctico se caracterizan porque son más sensibles a las contradicciones, aprecian más las opiniones contrarias y que han aprendido a vivir con ellas. (F. Phillips Rice, 1997, págs.533-534).

Otros teóricos se han referido a este mismo período, como el del pensamiento posformal, una etapa que va más allá de las operaciones formales planteadas por Piaget.

El adulto que alcanza el pensamiento posformal es capaz de:


>>Sintetizar pensamientos contradictorios, emociones y experiencias dentro de un contexto más amplio. No necesita elegir entre alternativas porque es capaz de integrarlas. (Hoffman, 1996. Pág. 123).


En la etapa de la vida adulta, a los sujetos les interesa el conocimiento como forma de resolver los problemas de la responsabilidad que ha adquirido, así el trabajo y la familia. 
Se puede decir, que es el momento de mayor auge de la inteligencia práctica, y de cómo resuelva y logre sus objetivos pasará a la edad adulta intermedia con la posibilidad de adquirir nuevas responsabilidades sociales y laborales, así como saber asumir situaciones complejas basándose en estrategias adecuadas.

En el funcionamiento cognitivo del adulto no se producen siempre procesos cognitivos que se ajusten al pensamiento hipotético deductivo. Esto es debido a que no siempre el sujeto adulto es capaz de alcanzar el desarrollo de las operaciones formales.
Es cierto que, según la teoría de Piaget, sería así, pero la experiencia ha demostrado que debido a las características individuales de los propios sujetos que inciden en la tarea, no son capaces de resolver determinados problemas a alto nivel cognitivo. (Recopilación tomada de María del Pilar González Román.  Facultad de Educación: Centro de Formación del Profesorado. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. Universidad Complutense de Madrid). (Arbeláez, J., octubre, 2009. Psicólogo docente de cátedra. Universidad Católica de Oriente).

Personalidad:

 


Hay muchas diferencias en la forma en que el adulto joven logra integrar los diferentes aspectos de su personalidad y hay grados en la forma en que cada uno lo logra. Básicamente se trata alcanzar la identidad del yo y la capacidad de alcanzar una intimidad verdadera.

Para ello, debe haber logrado independencia y límites con sus padres y reconocer que sus caminos y los de sus padres son divergentes porque sus metas lo son. Puede verlos en forma más realista sin la rebeldía que le ayudó antes a constituir su identidad. Los internaliza como padres y como progenitores.

(Tomado de: Apunte Docente. Autora: Anneliese Dörr A. Universidad de Chile. Facultad de Medicina. Campus Oriente. Departamento de Psiquiatría y Salud Mental). (Arbeláez, J., octubre, 2009. Psicólogo docente de cátedra. Universidad Católica de Oriente).

Aunque existen diferentes teorías que consideran la personalidad de una forma estática, se debe entender que el sujeto adulto es el producto de las experiencias vividas a lo largo de su ciclo vital. 

En este sentido, existen dos posturas fundamentales: las representadas por Erikson y Levinson, teniendo en cuenta las dos etapas de la vida adulta.


Para Erikson, el problema de la edad adulta temprana es intimidad versus aislamiento. Los sujetos adultos buscan la intimidad y el compromiso con otras personas, y si no lo consiguen o temen hacerlo, se aíslan. Para conseguir una relación íntima es necesario compromiso y sacrificio. Pero en primer lugar, un sentido de la identidad que se debe de haber fraguado a lo largo de la adolescencia.

Por su parte, Levinson considera que todo adulto tiene una estructura de la vida, en la que incluye aspectos internos y externos: lugares, gentes, instituciones, casos, valores, causas, sueños, emociones, y todo esto unido en torno al trabajo y la familia.

Pero además pueden existir acontecimientos que hagan cambiar sus estructuras de vida, como son libros interesantes que lea, situaciones sociales, o cualquier acontecimiento de la vida que pueda influir en su desarrollo personal.

En la edad adulta temprana, el sujeto entra en el mundo adulto:
  • Se establecen compromisos de matrimonio y de trabajo.
  • Se plantean metas y expectativas profesionales.
  • Cuando no se cumplen o el sujeto tiene una pérdida de afirmación, aparece una crisis emocional.
Para este autor, el paso de la edad temprana a la intermedia supone un aprendizaje de reglas. Asimismo, en este paso el individuo se plantea la dura realidad de la mortalidad.

Este tema le puede provocar una crisis; se siente perturbado e, incluso, llega a actuar de forma irracional; sin embargo, esta reflexión puede ser saludable dado que puede plantearse la vida de una forma más realista y adecuada a sus circunstancias.

Educación y Trabajo:



La incorporación a la vida adulta incluye también la incorporación a la vida laboral.

La importancia de la competencia en la infancia y de la preparación del adolescente en la búsqueda de la identidad, se reemplaza en la adultez joven, por la actividad laboral (o de la preparación profesional para iniciarse en el trabajo).

En la adultez es la actividad que aporta el sustento económico e influye decisivamente en la autoestima, constituyéndose en una fuente de valoración individual. Corresponde a un momento crucial, muy determinado por desarrollos, oportunidades y experiencias anteriores.
El tener trabajo y ser exitoso en lo laboral y asegurar un nivel de ingresos que permita proveer a las necesidades de la familia se constituye en un eje central de las preocupaciones del adulto joven.
El tema de la actividad laboral cruza todas las etapas de la adultez, constituyéndose en un tema crítico en los inicios y en los finales de la etapa de la adultez, ya sea por dificultades para encontrar trabajo, o por acercarse la etapa de la jubilación.

Ajuste a la Universidad:

Muchos estudiantes de primer año se sienten abrumados por las exigencias de la universidad. 

La universidad puede ser una época de descubrimiento intelectual y crecimiento personal, en especial de habilidades verbales y cuantitativas, pensamiento crítico y razonamiento moral (Montgomery y Côté, 2003).